miércoles, 16 de junio de 2010

LA INDUSTRIA DEL CONCIERTO

Esta publicación muy interesante la lei en La Republica y felizmente también la encontre en Rumirock y aqui esta:

Desde la frustrada presentación de Santana por la intolerancia del gobierno militar o la cancelación del concierto del desaparecido Jackson, por temas económicos y de seguridad; nuestro país estuvo vetado para presentaciones de primer nivel.

Felizmente desde el año pasado Lima ha ingresado por mérito propio al circuito mundial de ciudades sedes en virtud a escenarios que albergan más de 40 mil personas, una población superior a los ocho millones que permite segmentar cómodamente el mercado para diversos gustos y la rebaja de impuestos.

La relativa estabilidad económica coadyuvó a su vez para que esta naciente industria se consolide, pero como muchas otras actividades el centralismo hizo que la capital marcara notoria diferencia del resto de ciudades.

Sin embargo, esta realidad podría cambiar gracias a empresarios que ven mucho potencial en Arequipa. El objetivo es que no sólo para el mes jubilar se presenten artistas internacionales, por ello se viene acostumbrando a la población a frecuentar más regularmente el Jardín de la Cerveza a la espera que la cultura del concierto no sea exclusividad de una sola ciudad.

Por citar un ejemplo en unos días se debe estar anunciando la llegada de Miguel Mateos y de no mediar inconvenientes el próximo mes estarían cerrando trato con el inacabable Charly García. Pero lo que viene planificándose es aún más ambicioso y nombres como INXS o UB40 son serios candidatos a pisar suelo characato antes de fin de año.

No serán grupos en el esplendor de su trayectoria, pero su sola presencia abre un inimaginable abanico de posibilidades, demostrando que en Arequipa también puede vivir la industria del concierto.

(*) PUBLICADO ORIGINALMENTE EN LA EDICIÓN REGIONAL DEL DIARIO "LA REPÚBLICA" (10/06/2010)
 
Fuente: Rumirock

1 comentario:

  1. Si, ojalá que se concrete lo de Charly García, me apunto en primera fila ahí.

    ResponderEliminar